windows_xp_logoUno de los principales problemas que se encuentra un usuario de Windows, es que cada cierto tiempo, el ordenador se llena de “basura” y su rendimiento y velocidad se ve reducido bastante. ¿Qué podemos hacer ante ésto? Pues seguramente, la mejor opción sea la de formatear el disco duro y reinstalar Windows XP.

En contra de lo que mucha gente piensa, formatear el ordenador e instalar Windows es más fácil de lo que puede parecer, y sólo hay que tener en cuenta algunas cosas para asegurar que no tendremos ningún problema durante la instalación.

1. Cambiar en la BIOS el First Boot Device a cd-rom.

El First Boot Device (o unidad primaria de arranque) es la unidad desde la que se cargará al iniciar el ordenador. Queremos cargar el cd de Windows XP, por lo que queremos que el First Boot Device sea la unidad de cd-rom.

Para cambiarlo, debemos entrar a la BIOS del ordenador pulsando la tecla “Suprimir” cuando está arrancando (también pueden ser otras teclas), y cambiarlo en las opciones de la misma.

formatear_paso1

Cargando el disco

Una vez llegados a este punto, el ordenador ya debería ser capaz de leer discos de arranque, por lo que introducimos el cd de Windows XP y reiniciamos el ordenador. Después de que cargue la bios, nos encontraremos con un mensaje: “Presione cualquier tecla para iniciar desde CD“. Pulsamos una tecla, y entonces comenzará la carga de archivos desde el cd. Cuando acabe la carga, veremos una pantalla azul con varias opciones:

Pulsamos ENTER ya que queremos instalar Windows (más adelante podremos formatear).

En la siguiente pantalla, tendremos que aceptar las condiciones de uso de Windows XP, así que cuando las hayamos leído, pulsaremos “F8“.

formatear_xp_2

Eliminando una partición

Llegados a este punto, en el caso de que ya tengamos instalada una copia de Windows XP, se nos informará de ello, por lo que tendremos que pulsar Escape para realizar una nueva instalación. La pantalla que nos saldrá a continuación nos dará a elegir la partición en la queremos que se instale Windows XP, así que marcamos la que queramos y le damos a la tecla “D” (Eliminar partición) y luego a “L” para confirmar.

Imagen7

A continuación, elegimos el espacio no particionado donde queramos instalar Windows XP y pulsamos ENTER. (CUIDADO: No debemos elegir la que pone 8MB de tamaño).

Eligiendo el formato de la partición

formateo_penultima

Podemos elegir varios formatos para la partición:

  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS rápido
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos FAT rápido
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos FAT

En Windows XP, lo mejor es elegir “Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS” ya que es el formato por defecto de Windows XP y en teoría su gestión de ficheros es más rápida que la de FAT32. Una vez elegido, pulsamos ENTER y comenzará a formatear el disco, lo que puede tardar más o menos dependiendo del tamaño del mismo.

formateo_xp_ultima

Una vez esté formateado, se comenzarán a copiar los datos de instalación de Windows XP, pero éso ya es otra historia. ;)