Hace un rato lo comentaba pr Twitter: me parece vergonzoso ir a la huelga si no has ido a votar. En las elecciones generales del pasado año un 33,77% de los españoles decidieron no ir a votar, mientras que en la semana pasada en Asturias fueron el 44,08% y en Andalucía el 38,06%.

Sin duda, en el caso de Asturias siempre puede apelarse al cansancio de tener dos elecciones tan juntas, pero no me vale como excusa estando en medio de una crisis tan grave como en la que estamos. Personalmente no me parece lo mismo no molestarse en ir a votar cuando “todo va bien” que justo antes de una huelga general porque todo se va a hacer puñetas. ¿Quieres que las cosas cambien? Pues tenemos una herramienta llamada “democracia” que sirve para elegir a nuestros representantes, pero si no votas, luego no te quejes de que quienes gobiernan toman decisiones que no te gustan.

Divagando un poco sobre el tema, me pregunto qué pasaría si el derecho a huelga dependiese del derecho a voto; es decir, que solo pudieran ir a la huelga aquellos que hubieran ido a votar en los comicios previos. ¿Se movería más la gente? Igual ni así…