comparativaP2P
Durante un tiempo se me lleva pasando por la cabeza dar mi opinión sobre el mundillo del P2P y la descarga directa. Hace tiempo oí (o leí, no recuerdo bien) la opinión de alguien que decía que la descarga directa era un avance en comparación al P2P de toda la vida, ya que lo único que requería era hacer clic en el enlace para comenzar a descargar, y que la velocidad sólo dependía de la velocidad de nuestra conexión.

Me gustaría recapitular unos años, no sé cuántos exactamente, hasta la época en la que descargábamos canciones y juegos de servidores FTP. Por aquel entonces las conexiones que teníamos nos dejaban alucinados si conseguíamos llegar a 5kB por segundo y deprimidos si la descarga no pasaba de 2kB por segundo (algo que era bastante habitual). En aquella época, si queríamos compartir algo, no nos quedaba más remedio que hacerlo a través del IRC, o encontrando de pura chiripa ftp’s clandestinos.

Luego apareció el P2P y la tarea de compartir se simplificó bastante, gracias en gran parte a Napster. Con Napster únicamente era necesario buscar lo que queríamos, darle a descargar y esperar mientras rezábamos para que al que estuviera al otro lado (fuese quien fuese, no nos importaba) no le saliera la vena de Connan el Bárbaro y nos cancelara la descarga. Buscar y descargar, ¿Había algo más sencillo?.

Speed-Download-5-1-4-Available-Download-Here-2Cuando aparecieron eDonkey 2000 y su hijito eMule, comenzaron a complicarse las cosas, ya que el uso de servidores ya era algo que el usuario debía gestionar manualmente, y aún hoy en día, es enorme el número de personas que no saben configurar correctamente el eMule o abrir los puertos del router para que las descargas vayan más rápido. Además, otro problema que padecían estas redes es la utilización de un sistema de colas para descargar, aumentando considerablemente el tiempo de descarga… y al mismo tiempo desesperando a los usuarios.

La llegada del protocolo Bitorrent, pese a ser un avance en muchos sentidos, supuso una dependencia enorme de páginas de alojamiento de torrents, contribuyendo en gran parte a una segregación del contenido de estas redes y haciendo su acceso demasiado difícil para muchos usuarios.

Y llegaron las conexiones de muchos megas, Rapidshare, Megaupload, y las descargas directas, y con ellas volvimos a los tiempos de los FTP clandestinos, pero que ahora habían mutado en foros y blogs. Con las descargas directas, a pesar de haber ganado en velocidad, resulta mucho más difícil encontrar lo que se busca, ya que hay cientos de páginas estructuradas cada una de una manera diferente, lo que hace difícil que. Para colmo, existe un número enorme de servidores de descarga, muchos de los cuales son de pago y limitan las descargas. ¿Realmente el asunto ha cambiado tanto después de 10 años aparte del tema de la velocidad? Yo creo que no.

Así que no, no creo que la descarga directa sea el futuro, en todo caso el pasado que nos devuelve a los tiempos de los FTP y de los pantalones de campana. Para mi, el ejemplo de cómo debe ser un programa P2P es Kazaa, ya que era rápido y su curva de aprendizaje apta para todos los públicos. ¿Cuando tendremos un heredero digno?

Primera imagen obtenida de Genbeta.